La primavera nos ha sumido en un letargo del que saldremos en breve…como una mariposa…

 

El día de la presentación de NONSENSE, propusimos a los asistentes un ejercicio de creación literaria sobre la metamorfosis. Tres generosas mujeres nos prestaron los textos que hicieron para ponerlos en nuestro blog. Si alguno se anima a mandarnos el que hizo ese día, estamos deseosas de poder publicarlo.

 

Es la metamorfosis eterna, indómita, irreflexiva.

La que no me espera.

La que no pregunta.

La que hace que yo sea distinta a cada segundo.

La que me obliga a ser diferente ahora… y ahora, y ahora, y ahora.

 

Soy otra a cada instante.

 

Soy pasado y futuro a cada instante. Nunca presente. 

El presente no existe.

    Nunca soy. Solo fui o seré. Siempre en constante cambio.

 

Metamorfosis in progress, que ahora se lleva mucho eso-de-in-progress. Cualquier cosas in progress está cambiando continuamente.

¡Qué violento!

¡Qué dramático!

    No ser nunca el mismo. No permanecer. No quedarse.

 

¡Cuántos noes juntos!

Alguien me ha dicho hoy que la primera palabra que pronunció el hombre fue no. Puede ser.

            ¿Hay tantas cosas a las que negarse?

Yo casi nunca digo no. No serviría de mucho, las cosas sucederán igualmente. Tampoco ellas pueden evitar sucederse.

    Es inevitable que todo ocurra.

La metamorfosis eterna. Y así eternamente.

¿Por qué no? Al final, lo que queda es una verdad inventada.

 

Esther de la Fuente